lunes, 8 de junio de 2009

Trabajo sobre la Energía nuclear

ENERGIA NUCLEAR


La energía nuclear procede de reacciones de fisión o fusión de átomos en las que se liberan gigantescas cantidades de energía que se usan para producir electricidad.

En 1956 se puso en marcha, en Inglaterra, la primera planta nuclear generadora de electricidad para uso comercial. En 1990 había 420 reactores nucleares comerciales en 25 países que producían el 17% de la electricidad del mundo.

En los años cincuenta y sesenta esta forma de generar energía fue acogida con entusiasmo, dado el poco combustible que consumía (con un solo kilo de uranio se podía producir tanta energía como con 1000 toneladas de carbón). Pero ya en la década de los 70 y especialmente en la de los 80 cada vez hubo más voces que alertaron sobre los peligros de la radiación, sobre todo en caso de accidentes. El riesgo de accidente grave en una central nuclear bien construida y manejada es muy bajo, pero algunos de estos accidentes, especialmente el de Chernobyl (1986) que sucedió en una central de la URSS construida con muy deficientes medidas de seguridad y sometida a unos riesgos de funcionamiento alocados, han hecho que en muchos países la opinión pública mayoritariamente se haya opuesto a la continuación o ampliación de los programas nucleares. Además ha surgido otro problema de difícil solución: el del almacenamiento de los residuos nucleares de alta actividad.

Obtención de energía por fisión nuclear convencional.

El sistema más usado para generar energía nuclear utiliza el uranio como combustible. En concreto se usa el isótopo 235 del uranio que es sometido a fisión nuclear en los reactores. En este proceso el núcleo del átomo de uranio (U-235) es bombardeado por neutrones y se rompe originándose dos átomos de un tamaño aproximadamente mitad del de uranio y liberándose dos o tres neutrones que inciden sobre átomos de U-235 vecinos, que vuelven a romperse, originándose una reacción en cadena.

La fisión controlada del U-235 libera una gran cantidad de energía que se usa en la planta nuclear para convertir agua en vapor. Con este vapor se mueve una turbina que genera electricidad.

El mineral de uranio se encuentra en la naturaleza en cantidades limitadas. Es por tanto un recurso no renovable. Suele hallarse casi siempre junto a rocas sedimentarias. Hay depósitos importantes de este mineral en Norteamérica (27,4% de las reservas mundiales), Africa (33%) y Australia (22,5%).

El uranio que se va a usar en el reactor se prepara en pequeñas pastillas de dióxido de uranio de unos milímetros, cada una de las cuales contiene la energía equivalente a una tonelada de carbón. Estas pastillas se ponen en varillas, de unos 4 metros de largo, que se reúnen en grupos de unas 50 a 200 varillas. Un reactor nuclear típico puede contener unas 250 de estas agrupaciones de varillas.

Producción de electricidad en la central nuclear

Una central nuclear tiene cuatro partes:

-El reactor en el que se produce la fisión

-El generador de vapor en el que el calor producido por la fisión se usa para hacer hervir agua

-La turbina que produce electricidad con la energía contenida en el vapor

-El condensador en el cual se enfría el vapor, convirtiéndolo en agua líquida.

La reacción nuclear tiene lugar en el reactor, en el están las agrupaciones de varillas de combustible intercaladas con unas decenas de barras de control que están hechas de un material que absorbe los neutrones. Introduciendo estas barras de control más o menos se controla el ritmo de la fisión nuclear ajustándolo a las necesidades de generación de electricidad.

En las centrales nucleares habituales hay un circuito primario de agua en el que esta se calienta por la fisión del uranio. Este circuito forma un sistema cerrado en el que el agua circula bajo presión, para que permanezca líquida a pesar de que la temperatura que alcanza es de unos 293ºC.

Con el agua del circuito primario se calienta otro circuito de agua, llamado secundario. El agua de este circuito secundario se transforma en vapor a presión que es conducido a una turbina. El giro de la turbina mueve a un generador que es el que produce la corriente eléctrica.

Finalmente, el agua es enfriada en torres de enfriamiento, o por otros procedimientos

Medidas de seguridad

En las centrales nucleares habituales el núcleo del reactor está colocado dentro de una vasija gigantesca de acero diseñada para que si ocurre un accidente no salga radiación al ambiente. Esta vasija junto con el generador de vapor están colocados en un edificio construido con grandes medidas de seguridad con paredes de hormigón armado de uno a dos metros de espesor diseñadas para soportar terremotos, huracanes y hasta colisiones de aviones que chocaran contra él.

La energía nuclear y su impacto ambiental

Sobre la energía nuclear hay un gran debate. Medioambientalmente hablando, la realidad es que la energía nuclear es mucho más limpia que la obtenida a través de combustibles fósiles, pues no genera emisiones excesivamente contaminantes, salvo el vapor de agua, que contribuye levemente al efecto invernadero. Sin embargo el gran problema de las centrales nucleares es que generan un importante volumen de residuos radiactivos, cuya vida media está estimada en centenares e incluso miles de años.

En su funcionamiento normal, las centrales nucleares emiten al exterior pequeñas dosis de radioactividad, y generan residuos altamente radiactivos. El gran problema es la gestión de esos residuos. Por ejemplo, en nuestro país, hay que construir una almacén de residuos radiactivos de alta actividad, pues los generados actualmente están siendo tratados en otros países. Tan solo decidir la ubicación de ese almacén ya está suponiendo un auténtico quebradero de cabeza.

El otro gran problema de las centrales nucleares es la posibilidad de que se produzcan accidentes. Aunque probabilidad de que ocurran estos accidentes es muy baja, las consecuencias de los mismos pueden ser muy graves, como el de de Three Mile Island, en Estados Unidos, y el de Chernobyl, en la antigua URSS

En España, en el año 2007, se produjo una fuga de radiación de poca importancia, pero fue muy significativo el hecho de que desde la Central Nuclear de Ascó se ocultase a la opinión pública e incluso a los propios trabajadores. Este hecho es muy grave y debe hacernos reflexionar acerca de la conveniencia o no de que empresas privadas gestionen actividades de tan elevada peligrosidad.

La Energía Nuclear en España y en Andalucía

España construyó su primera central nuclear, la CN José Cabrera, en 1.968. Actualmente, España cuenta con seis centrales nucleares españolas. Las centrales españolas producen en torno a un tercio de la energía eléctrica que se consume en nuestro país.

La legislación y regulación en materia de centrales nucleares está en manos del gobierno central. En nuestro país existe una moratoria nuclear implantada desde el año 1984. Desde esa fecha no se ha construido en nuestro país ninguna central nuclear más. Hace unos pocos años se cerró la CN de Zorita.

En Andalucía, aunque no existe ninguna Central Nuclear, existe el Centro de Almacenamiento de Residuos de Baja y Media Actividad de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA), El Cabril, situado al noroeste de la provincia de Córdoba, en el término municipal de Hornachuelos.

Por el momento, el gobierno actual se mantiene firme en no construir nuevas centrales nucleares, pero ya no está tan clara su postura acerca de cerrar las que existen. La central nuclear Santa María de Garoña es una central nuclear de generación eléctrica, la central nuclear en activo más antigua de España, que fue inaugurada en 1970 y posee autorización hasta este año 2009. Nuclenor, la empresa propietaria, ha solicitado la extensión de su vida útil hasta 2019. Para aceptar la extensión será imprescindible su aprobación en el Congreso de los Diputados, tras la evaluación del informe técnico que el Consejo de Seguridad Nuclear acaba de publicar y en el que se muestra favorable a la ampliación de la vida útil.

El partido Socialista se comprometió a cerrar la Central Nuclear de Garoña, así como paulatinamente cerrar las centrales nucleares en toda España, tal y como recoge su programa electoral. Pero llegado el momento de pronunciarse, al gobierno le surgen las dudas, como nos pasa a muchos ciudadanos ya que hay que tener un gran número de variables económicas, ambientales y sociales para tomar una decisión de este tipo.

13 comentarios:

  1. muy bueno me ayudo muxo para una tarea (Y)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gracias :) me ayudaron mucho sobre la energía nuclear para un proyecto cientifico *-* Besitos (I)

    ResponderEliminar
  3. gracias por todo por la info estoy tratando de hacer una mini bomba termonuclear

    ResponderEliminar
  4. hola soy exrangero estudiante de energuia renobable y meguataria poder vicitar la planta de energuia nuclear para desarollar mas mis estudios sobre el tema gracias

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. esta demasiado completo muy buena informacion

    ResponderEliminar
  7. gracias me ha ayudado mucho para mi tarea

    ResponderEliminar
  8. Koo y Wanda estuvieron aquí._.

    ResponderEliminar
  9. el jurado os quiere foyar y la marta tambien yo no a todos besitos en el nabo guarros ezq me llaman

    ResponderEliminar